Esta usted en Inicio · Servicios Municipales· Archivo Municipal de Illescas · Historia del Archivo
Concejalía: Personal
Concejal: Cuca Rognoni Navarro
ARCHIVO MUNICIPAL DE ILLESCAS · HISTORIA DEL ARCHIVO
Plaza del Mercado, 14 45200 Illescas · Toledo, 925 511 051 · Ext. 147 · archivo@illescas.es
Historia del Archivo

El archivo municipal se comenzaría a originar en el momento de la constitución de Illescas como municipio, cuando se cuenta con una autoridad jurídico-pública y surge la necesidad de salvaguardar sus derechos mediante los documentos que los acreditan. Aunque no se puede determinar con precisión en que momento se configura el concejo, al menos desde 1154, momento en que se otorgó la carta puebla, Illescas era un municipio investido de jurisdicción y dotado de sus propias instituciones locales.

Durante la Edad Media en Castilla, los escasos documentos que producían los concejos se guardaban en un arca, y era frecuente que éste se depositara en la iglesia parroquial o en otros lugares sagrados, por considerarse más seguros que la casa de concejo, cuando existía.La iglesia parroquial era también el lugar que se solía utilizar para las reuniones del concejo.

Asimismo el toque de campana que onvoca a concejo abierto era también el de la iglesia. Sin embargo no tenemos ningún dato esclarecedor de la ubicación del archivo, ni de que el concejo tuviera una casa propia en época medieval.

Hasta 1518 no encontramos referencias escritas del arca que servía para guardar los documentos y que sin duda existiría con anterioridad. Un acuerdo del concejo relata como se pusieron los privilegios en el arca y quien tenía las llaves, con motivo haber sacado los privilegios para que los confirmara el gobernador del arzobispo.

Ese mismo año se tomó otro acuerdo que determinaba que el arca estuviese en la sala de la casa del ayuntamiento para que los libros de concejo e escrituras tocantes a él estuvieren a mano para lo que fuere menester determinar. Un año después, en 1519 el ayuntamiento compraba un arca nueva que fuera muy buena que tuviera llave y cerradura donde poner los libros y escrituras del ayuntamiento.

El modo de proceder para la apertura del arca y la obtención de documentos, era un acto solemne, varias eran las llaves que lo abrían, y varias las personas que las custodiaban, el corregidor, el regidor y el escribano. Tenían que reunirse los tres en el momento de la apertura del arca para extraer de él los documentos necesarios.

Los regidores que eran elegidos anualmente debían entregar las llaves al terminar su periodo en el cargo.

En 1615 el número de llaves del arca eran tres, sin embargo en 1722, por una real provisión de Felipe V se aprueba un acuerdo del ayuntamiento que solicitaba al rey poner una cuarta llave en el archivo, pues de antiguo había habido cuatro para su guarda y custodia, repartidas entre el corregidor, el escribano y una cada regidor de los dos estados. Por omisión o descuido de los regidores del estado general, desde 1692, se había dejado de dar la llave al regidor de dicho estado y por ello habían faltado papeles justificativos de los que no gozaban de nobleza, es decir del estado general. Tales circunstancias se comprobaron y resultó ser cierto pues existía el arcón con las cerraduras en numero de cuatro, por lo que se reconoce haber tenido esta regalía.

En 1736 consta en el libro de actas que todos los papeles de ese año en poder del escribano ingresasen en el archivo, lo que indica que ya no se usaba el arca a tal efecto, y que los de acuerdos del año en curso se habían de poner en la alacena que está en la sala capitular de la cual tendría una llave el corregidor.

La apertura del archivo seguía siendo un acto solemne en 1737 como demuestra que un auto del corregidor, ordena que los claveros tenían que concurrir en el momento de abrir cada uno con su llave, tras una petición para obtener un testimonio de alistamiento. Hasta tal punto era considerado lugar seguro el archivo que el arca del dinero se guardaba dentro de él en 1763. A partir del siglo XIX apenas sabemos nada de la ubicación del archivo dentro de la casa del ayuntamiento.